A Francisco Jordán, por ser un visionario culinario, consiguiendo elevar los sabores de España y otros rincones del mundo con su genio gastronómico.

A su trayectoria empresarial en la gastronomía, en la que fusiona innovación y tradición, ofreciendo una experiencia culinaria que transmite calidad y naturalidad, habiendo creado así reconocidos y auténticos templos del sabor: Madre del Amor Hermoso y Loopy’s.